Posteado por: administrador | 12 de enero de 2012

Es buen momento para rehabilitar su vivienda a buen precio.

Fuente:20minutos.es

Las obras en el edificio son una de las inversiones que más sacrificio suponen para los propietarios de las viviendas. A veces, la comunidad se ve obligada a aplazar reformas necesarias por falta de presupuesto. Para muchas, una rehabilitación compleja, reparar fachadas o instalar el ascensor se pueden convertir en una auténtica pesadilla… para el bolsillo.

Sin embargo, no siempre es necesario que los vecinos abonen el importe total de la reforma; hay ayudas y subvenciones de las que se pueden beneficiar –siempre que se cuente con unas condiciones mínimas– quienes ejecuten determinadas obras.

Rehabilitación y mejora

Las comunidades autónomas y los ayuntamientos ofrecen ayudas para los edificios que carezcan de ascensor y quieran instalarlo. Las cuantías subvencionables y los requisitos son diferentes en cada región y consistorio, por lo que es aconsejable acudir a las oficinas que gestionan este tipo de subvenciones para informarse antes de comenzar las obras.

Algunas administraciones supeditan la concesión de la ayudaa los ingresos de los vecinos y otras entregan prestaciones complementarias a quienes tengan más necesidades económicas.

Las empresas encargadas de instalar el elevador también pueden facilitar la información necesaria e incluso asesorar a los interesados.

No todas las ayudas van dirigidas a las comunidades sin ascensor, pues aquellas que lo tengan instalado y quieran contar con uno más moderno, que gaste menos y sea más eficiente, también pueden solicitar prestaciones para renovarlo.

Barreras arquitectónicas y mejoras energéticas

Con el fin de mejorar la accesibilidad, hay subvenciones para eliminar barreras arquitectónicas y de comunicación: rampas de acceso, elementos de información, dispositivos mecánicos… De esta forma, se permite el acceso y disfrute de las zonas comunes a todos los vecinos. Este tipo de ayudas
pueden superar el 70% en algunas regiones.

antiguasTambién hay subvenciones dirigidas a la mejora energética de otros elementos, como las calderas. Muchas autonomías han puesto en marcha planes para la sustitución de sistemas de calefacción antiguos por otros que gasten menos energía, sean más seguros y no contaminen tanto. Además, la instalación de placas solares u otras actuaciones dirigidas a reducir las emisiones de CO2 pueden recibir financiación regional o municipal.

El presupuesto de las administraciones públicas también se invierte en la reforma y el embellecimiento exterior de los inmuebles, así que las comunidades de vecinos que tengan pensado rehabilitar su edificio o mejorar sus fachadas pueden consultar si la obra que van a acometer cuenta con subvenciones.

Y para los particulares

Las comunidades de vecinos no son las únicas que pueden acogerse a las subvenciones. Las casas unifamiliares, los mayores de 65 años y las personas con discapacidad pueden lograr hasta el 65% del coste de la obra amparándose en el Plan Regional de Vivienda 2009-2012.

Estas ayudas a la rehabilitación son para pisos destinados a domicilio habitual o al arrendamiento durante, al menos, 5 años; y los ingresos familiares del solicitante no deben ser superiores a 3,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: