Posteado por: administrador | 9 de febrero de 2012

Una treintena de comunidades de vecinos ya se han acogido al ARI para recibir ayudas con las que rehabilitar fachadas y portales

Fuente:laverdad.es

Una treintena de comunidades de vecinos del barrio de Santa Teresa ya se han acogido al Área de Rehabilitación Integral (ARI) que suscribió en noviembre de 2010 la secretaría de Estado de Vivienda y Actuaciones Urbanas, dependiente del Ministerio de Fomento, con la entonces Consejería de Ordenación del Territorio de Castilla-La Mancha.

El proyecto que consiste básicamente en la rehabilitación y recuperación de viejas barriadas y que, a su término, podría beneficiar a más de 300 viviendas y casi 70 zonas comunes del barrio de Santa Teresa, siempre que así sea la voluntad de sus propietarios, puesto que tendrán que aportar como mínimo un 60% del coste total de las obras.
El presidente de la asociación de vecinos de Santa Teresa, Ibrahim Mohamed, confirmó ayer a ‘La Verdad’ que, hasta la fecha, 28 comunidades de vecinos ya han solicitado la rehabilitación de las zonas comunes de sus edificios. Las peticiones proceden mayoritariamente de los 19 bloques de las conocidas como ‘grilleras’, que se localizan frente al hospital Perpetuo Socorro y que cuentan con 54 edificios de cuatro alturas y 427 viviendas que se construyeron en el año 1955. Según Ibrahim Mohamed, el arreglo de portales, escaleras y fachadas de las ‘grilleras’ son la prioridad para el barrio, porque los bloques se encuentran «muy deteriorados» debido al paso del tiempo.
Además, se da la circunstancia de que estos edificios se encuentran ocupados mayoritariamente por personas mayores, que encuentran muchas dificultades para superar las escaleras de los cuatro pisos. Por este motivo, una de las principales intervenciones que han solicitado las comunidades de propietarios de estas viviendas es la instalación de ascensores en muchos portales, así como la rehabilitación de las escaleras y de las fachadas. «Hay muchas gente mayor que vive en las ‘grilleras’ que incluso no sale ya de su casa porque les cuesta mucho trabajo subir y bajar las escalares», puntualiza el presidente de la asociación de vecinos de Santa Teresa.
A las peticiones que ya están formulando las comunidades de vecinos se unirán aquellas que soliciten los propietarios particulares que cuenten con viviendas tanto en las ‘grilleras’ como en las otras dos zonas que incluye este ARI, una de ellas, corresponde a 12 edificios con 216 casas de Protección Oficial, construidas en 1969 en las calles de la Paz, Diego de Almagro, Virgen de Cortes y Antonio Cuevas Belmonte; y la otra zona contempla 66 viviendas repartidas en 17 edificios que fueron construidos en 1957. Se trata de bloques de dos alturas que flanquean por las calles La Paz y Donantes de Sangre, las viviendas unifamiliares de la Obra Sindical, éstas excluidas del área de rehabilitación por razones más que obvias.
En total, entre las tres zonas hay 709 viviendas, donde están empadronados más de un millar de vecinos. Con las subvenciones puestas sobre la mesa, si los vecinos respondiesen se estima que podrían rehabilitarse 307 viviendas y 66 zonas comunes.
El compromiso político
En el balance que realizó la alcaldesa Carmen Bayod relativo a 2011, la regidora popular confirmó la continuidad del ARI, indicando entonces que hasta Urvial, encargada de la gestión del proyecto, ya habían llegado más de 20 peticiones de particulares.
Si los términos económicos del convenio firmado en noviembre de 2010 no son modificados como consecuencia de la crisis, el desarrollo del Área de Rehabilitación Integral del barrio de Santa Teresa tendrá un coste aproximado de unos dos millones de euros, de los que el Ministerio de Fomento se comprometió a aportar 507.500 euros, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha casi 304.000 euros y el Ayuntamiento unos 208.000 euros. Tal y como están dispuestos los porcentajes de participación, se estima que los vecinos tendrán que pagar unos 827.000 euros para completar la financiación de la rehabilitación.
El ARI de Santa Teresa sí que deja claro aquellas obras menores que subvencionará con ayudas que pueden alcanzar el 45% de la cuantía total: mejorar de la habilitabilidad, seguridad, accesibilidad y eficiencia energética tales como problemas de humedades, sustitución de ventanas y puertas, sustitución de instalaciones de electricidad, fontanería y saneamiento, ascensores y adecuación de portales, entre otros.
También deja claro que las viviendas que obtengan estas ayudas económicas habrán de destinarse a domicilio habitual y permanente de su propietario o al arrendamiento, al menos, durante cinco años tras las finalización de las obras de rehabilitación. La cuantía mínima del presupuesto protegido para solicitar la ayuda será de 3.000 euros por vivienda para rehabilitación de éstas y 1.000 euros por vivienda en el caso de la rehabilitación de edificios. No obstante, familias numerosas, mayores de 65 años, personas dependientes o con discapacidad y familias con dependientes a su cargo tendrán una ayuda adicional de un 7,5% del presupuesto, con una cuantía máxima por casa de 3.200 euros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: