Posteado por: administrador | 25 de abril de 2012

Cómo combatir el ruido en una comunidad de propietarios.

Fuente:pisos.com

El ruido suele ser una de las fuentes más comunes de conflicto. Aprovechando que es el Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido, el Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid sugiere una serie de consejos para solucionar las molestias que puedan ocasionar en la comunidad de vecinos de la mejor forma posible.

  1. El primer paso es averiguar de dónde proceden las molestias acústicas. Éstas pueden ser causadas a conciencia por vecinos ruidosos (música alta, gritos, etc.) locales ubicados en el inmueble. También se pueden deber a la propias instalaciones del edificio (climatización, bombas de presión, torres de refrigeración, bajantes, cierre y apertura de puertas de garaje o motores del ascensor), a las patologías en la edificación (grietas, defectos de ejecución, carpintería mal colocada, huecos de ventilación deficientes, tabiquería mal terminada, enfrentamiento de instalaciones) o causas externas, por ejemplo de edificios colindantes.
  2. El segundo paso es intentar solucionar el problema por la vía amistosa. Con un aviso a los vecinos escandalosos para que cesen o que por lo menos intenten tomar medidas correctoras.
  3. Si los infractores no hacen caso por la vía afable, será el momento de advertirles seriamente de la posibilidad de realizar las acciones administrativas o judiciales pertinentes.
  4. En el caso de que también ignoren este aviso, la comunidad de vecinos deberá convocar una junta general que lleve en el Orden del Día este asunto. Si el causante del ruido es un propietario o inquilino, la junta podrá entablar contra él un juicio ordinario para exigir la cesión de su actividad, tal como establece la Ley de Propiedad Horizontal. Si se gana el pleito, se podrá exigir al infractor una indemnización de daños y perjuicios y la privación del derecho al uso de la vivienda por un tiempo no superior a tres años. Si el juicio se celebra contra un inquilino, éste dejará de tener derecho a habitar en la vivienda. Si, por otra parte, los ruidos se deben a las malas infraestructuras en el edificio estos daños le corresponde pagarlos a la constructora, que tendrá que hacerlo en un plazo de diez o tres años.
  5. Para tener mejores pruebas de los perjuicios que la comunidad está sufriendo, se puede encargar un informe técnico de los ruidos y la intensidad de los mismos a una empresa especializada para comprobar si supera o no los niveles permitidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: