Posteado por: administrador | 19 de julio de 2013

“Se estima que el 80% de los hogares españoles necesita una rehabilitación energética”

Fuente:elcomercio.es

“El 80% de los aproximadamente 25 millones de hogares que hay en España necesita una rehabilitación energética”. Esta afirmación, unida al hecho de que el 60% de los edificios del país no atendieron en su construcción a ningún criterio de eficiencia, sirvió al director de Servicios de Eficiencia Energética de EdP España para señalar el real decreto 235/2013, que desde principios de mes obliga a todo aquel que quiera vender o alquilar un inmueble a presentar una etiqueta energética, como “una oportunidad”. Una oportunidad para cumplir con las directrices europeas, para desarrollar la eficiencia energética en todo el territorio nacional y, también, para dar aire a las empresas y profesionales de un sector en crisis. Todos estos temas se abordaron en la jornada informativa organizada por EL COMERCIO y patrocinada por EdP, Hunosa, SEPI, el Colegio Oficial de Ingenieros de Minas del Noroeste y del Colegio Oficial de Ingenieros Superiores Industriales de Asturias y León.

Camino García Bernal (Proyectos y Comunicación de EdP) profundizó en la directiva europea y en el ‘objetivo 20 20 20’ al que atiende. Esta estrategia, explico, apunta a la reducción del 20% de las emisiones de gases invernadero respecto a los niveles de 1990, al aumento del 20% en el consumo de energías renovables sobre el consumo final y al incremento del 20% en el rendimiento energético. Por su parte, Rosana Álvarez (markenting EdP) recordó el certificado energético deberá medir “de manera objetiva” las características energéticas del inmueble. La etiqueta los calificará de la A a la G e incluirá propuestas de mejora viables desde el punto de vista técnico y económico.

Dirigiéndose a los profesionales asistentes a la jornada, Laura García, ingeniera superior de Minas, explicó los pasos a seguir para expedir un certificado energético y advirtió que “lo esperable cuando se califica una vivienda ya existente es que esté entre la E y la F. En el caso de que la vivienda sea nueva, lo normal será que tenga una D o más”.

En este sentido, el ingeniero superior industrial Eduardo Rodiz aseguró que casi 8 millones de viviendas españolas fueron construidas hace más de medio siglo y “14 millones, cuando aún no había ninguna normativa energética en vigor”. Más de la mitad del total de los inmuebles del país fueron levantados como mínimo hace 30 años, lo que los aleja de cualquier criterio de eficiencia. Y todo eso “da un margen importantísimo de mejora”.

El primer paso, coincidieron todos, es la implantación del certificado energético que, aunque polémico –la correcta elaboración de la etiqueta para un inmueble de cien metros cuadrados rondaría los 250 euros-, “no es un impuesto, sino una obligación para adecuarse al contenido de la normativa europea, que a España llega ya con años de retrasos”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: