Posteado por: administrador | 18 de septiembre de 2013

En 2013 ha aumentado un 70 por ciento los expedientes abiertos a personas sin titulación y no colegiadas

Fuente: lavozdetenerife.com

La Comisión de Deontología del Colegio de Administradores de Fincas de Santa Cruz de Tenerife ha detectado en 2013 un aumento del 70 por ciento del número de expedientes abiertos a administradores no colegiados. La no colegiación de personas que gestionan o administran comunidades de propietarios impide a la organización colegial actuar ante posibles estafas o malas prácticas, por lo que solo procede el archivo de estos expedientes.

Ante esta situación, el Colegio de Administradores de Fincas de Santa Cruz de Tenerife advierte del desamparo al que quedan expuestas muchas comunidades de propietarios administradas por  personas que carecen de la titulación necesaria y no están colegiadas.

Administrar una comunidad es una labor compleja que requiere de un profesional colegiado del sector de la administración de fincas. Ante cualquier irregularidad o mala actuación por parte del mismo,  los vecinos pueden recurrir al Colegio de Administradores de Fincas, el cual, a través de su Comisión Deontológica, velará por el respeto de sus derechos e intermediará en el conflicto. Esta es una de las labores fundamentales de la organización colegial: garantizar el correcto desempeño de los profesionales de la administración de fincas y dar garantías a los ciudadanos de que reciben un buen servicio.

Otro de los beneficios de contratar un administrador colegiado es el respaldo de contar con un seguro de responsabilidad civil, seguro al que los vecinos pueden acogerse si el administrador ha incurrido en un delito o una infracción que haya provocado consecuencias perjudiciales.

La Comisión Deontológica actúa cuando se demuestra y argumenta, con documentación y pruebas, que ha habido una mala praxis: estafa, falta de trasparencia en las cuentas, dejación de responsabilidades, etcétera. Sin embargo, no procede reclamar en el caso de que se produzcan discrepancias de carácter privado entre el administrador y los vecinos.

Todas las reclamaciones que llegan a este órgano disciplinario se responden, se investigan y se supervisan jurídicamente. Muchas de las situaciones se resuelven con la mediación entre ambas partes y se evita la vía judicial.  De esta forma, la Comisión Deontológica del Colegio de Administradores de Fincas intercede en los problemas derivados de la gestión de las comunidades, quinta causa de reclamación más común en las comunidades de propietarios, y garantiza que los profesionales colegiados prestan un servicio adecuado.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: