Posteado por: administrador | 27 de enero de 2014

Cómo aislar el interior de la fachada de una vivienda

Fuente: 20minutos.es

Es en invierno cuando nos damos cuenta de cómo de bien o de mal está aislada nuestra vivienda. Cuando las paredes están frías, muy frías; cuando notamos corrientes de aire pese a tener las ventanas cerradas; cuando usamos la calefacción más de la cuenta, está claro que la casa no está bien aislada.

Como explica el canal de decoración y reformas de Fotocasa, la fachada es una de las principales y más problemáticas fuentes de fuga de calor y energía. Hay que saber aislarla. Si el problema de aislamiento se encuentra en la parte exterior de nuestra fachada, la solución suele ser algo engorrosa. Pero en la mayoría de los casos siempre será posible actuar desde dentro. Conseguir el aislamiento interior de la fachada es posible gracias a los diferentes materiales que ofrece el mercado.

Lana mineral

La lana mineral se usa en la rehabilitación de fachadas con aislamiento por el interior con placas de yeso laminado sobre perfiles metálicos. El sistema está formado por placas de yeso laminado fijado sobre perfiles metálicos independientes del muro portante, con relleno del espacio intermedio mediante lana mineral

Entre sus ventajas, que no hace falta desalojar el edificio, es aplicable a cualquier tipo de fachada y el proceso de instalación es rápido y “seco” (no hay tiempos de espera de secado). Además, supone el saneamiento de muros y la corrección de defectos del muro soporte. Tiene, eso también, una pega, ya que el espacio interior se reduce unos 6 cm.  

Poliestireno expandido (EPS)

Para un acabado de placa de yeso laminado, se fija sobre la cara interna de la fachada los paneles aislantes de poliestireno expandido y luego se coloca el revestimiento de placa de yeso laminado. Su gran ventaja es que ofrece las máximas prestaciones con el mínimo espesor de aislamiento.

Poliestireno extruido (XPS)

Otro sistema es la rehabilitación de fachada o medianera por el interior con plancha aislante de XPS. Así, sobre el muro soporte se procede a realizar el aislamiento interior con el poliestireno extruido, que después es revestido con yeso in situ para aplicar el acabado final.

Tiene una gran ventaja: al ejecutarse por el interior se pueden aislar casas o locales sin necesitar el acuerdo de toda la comunidad de vecinos. Pero tiene sus limitaciones, como que para obrar se deba desalojar a los habitantes de la vivienda; se pueda reducir la superficie útil de la vivienda; y se vuelva muy delicada la corrección de los puentes térmicos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: